Gobierno de Chile

INICIO » Noticias

Seremi de Educación: "Este paro afecta a la familia regional, crea injusticias y retrasa el programa escolar anual"

Giullia Olivera llamó a no polarizar las posturas, considerar los avances planteados en el proyecto de ley de Nueva Política Nacional Docente del gobierno y retomar la normalidad en los colegios municipales de Arica.


Martes 9 de junio, 2015
 
Tras cumplirse más de una semana de paro docente en los establecimientos municipalizados de Arica, la seremi de Educación de Arica y Parinacota Giullia Olivera dijo que la movilización está afectando el cumplimiento del calendario escolar regional y le está haciendo daño a la educación pública, por lo que llamó a terminar con la polarización de las ideas.
 
“El paro está afectando a nuestra familia regional, está creando situaciones que son injustas para nuestros alumnos y está retrasando el programa escolar anual. Hay un sinnúmero de consecuencias que, saben nuestros profesores y profesoras, vienen después de una movilización de este tipo”, manifestó.
 
Agregó que el proyecto de ley que crea una Nueva Política Nacional Docente no será retirado del Congreso porque “es una necesidad para el país” y porque “apunta al mejoramiento de la carrera pedagógica”, asegurando que “el profesor va a ver validada su dignidad laboral en todos los aspectos”.
 
Igualmente, destacó que “en la Región de Arica y Parinacota no hay un diálogo quebrado”, por lo que considera fundamental que “nos escuchemos con empatía, tomando en cuenta que es importante manifestarse cuando no estoy de acuerdo con algo, pero que también debo sopesar cuáles son las consecuencias al respecto”.
 
Pidió a los profesores estudiar lo mejor posible el proyecto de ley del Gobierno para evitar confusiones, malas interpretaciones y enriquecer el diálogo legislativo, no solo desde el Colegio de Profesores, sino desde todos los otros sectores que contienen y representan a los docentes de la Región de Arica y Parinacota.
 
Añadió que el paro “de alguna u otra forma le hace daño a la educación pública” y recordó que entre los efectos indeseados de una movilización están los descuentos que puede realizar el sostenedor, como aquellos que hasta hoy afectan a los docentes municipalizados de Arica por las manifestaciones de fines de 2014.
 
Giullia Olivera insistió en que está a la espera de que este paro “no se polarice más”, observando que siempre “vamos a tener gente que no esté de acuerdo, pero como país debemos tener altura de miras” para aprovechar esas diferencias y “hacer que el diálogo se enriquezca más”.
 
La seremi dijo además que un paro como el actual “crea un verdadero sisma” que afecta a las familias más vulnerables de la educación municipal, las que quedan en “un equilibrio precario”, ante la falta de un lugar donde los alumnos puedan satisfacer sus necesidades más básicas de amor, cuidado y alimentación.
 
La autoridad observó que “las demandas de los profesores son un derecho legítimo”, pero también recordó que dentro de su labor está la formación, protección social y acompañamiento de niños y jóvenes.
 
Por último, instó a padres y apoderados, no solo a enviar a sus hijos a clases, sino también a conocer los detalles del proyecto de ley de Nueva Política Nacional Docente que busca mejorar las condiciones de los profesores y profesoras de la región.